Back to Blog

FORTALECE TU EQUIPO CON UNA EXCURSIÓN CON EL TIBURÓN BALLENA

Las actividades en el exterior producen beneficios en los equipos de trabajo que otras experiencias no pueden aportar fácilmente.

Por una parte, una oficina, una sala de juntas, incluso un salón de clases, presentan entornos controlados en los cuales el cerebro procesa las tareas y la información a partir del contexto rutinario. De este modo, las personas tienden a cancelar el acceso a información nueva o a posibles cambios de actitudes.

En cambio, las actividades al aire libre presentan un entorno lleno de elementos nuevos y de posibilidades inesperadas. Por esta razón los sentidos tienen otro nivel de alerta y la actitud hacia las experiencias y los conceptos nuevos es más abierta.

El hábitat donde se puede encontrar al tiburón ballena se encuentra a más de 10 km de distancia de la costa; no es como los arrecifes del Caribe, que representan excursiones de menos de media hora en una lancha a motor. Además, aunque la zona de avistamiento está claramente identificada, los tiburones ballena no tienen un itinerario fijo y están en movimiento constante.

Es decir, parte de la aventura consiste en la logística requerida para internarse en el mar: el itinerario, las instrucciones de los guías, la organización a bordo de la lancha y, por supuesto, el estado de ánimo durante todas estas fases previas.

Para llegar al área del tiburón ballena desde Cozumel, por ejemplo, es necesario presentarse cerca de las 7 de la mañana en el muelle de Playa del Carmen.

 

En este entorno, a bordo de las embarcaciones, las nociones de espacio se transforman. Al mismo tiempo se presentan dos situaciones a las que cada vez es más difícil tener acceso: la desconexión de los dispositivos de comunicación y la proximidad física con el equipo. En este nuevo contexto se vuelve posible deconstruir prejuicios y generar nuevos vínculos entre los miembros de un grupo de trabajo.

Entre mayo y mediados de septiembre es casi seguro encontrar grupos de tiburones ballena (los guías informan de un 99% de posibilidades), pero este recorrido encarna también la emoción de lo inesperado. ¿A qué hora van a aparecer? ¿Quién será el primero en encontrarlos? ¿De qué tamaño serán? ¿Sólo veremos tiburones ballena? En esa zona es frecuente encontrar también mantarrayas, así como diversos tipos de delfines.

Al encontrar los grupos de estos enormes peces, la legislación que los protege es muy explícita y define que los acercamientos sólo pueden realizarse en grupos reducidos. De este modo, la formación de turnos también es una oportunidad para desarrollar pautas de cooperación y liderazgo dentro del equipo.

Si tienes dudas acerca de los detalles de una excursión con el tiburón ballena para tu equipo, siempre puedes consultar los testimonios, o escribir directamente a algún guía autorizado, quien seguramente estará encantado de atender tus preguntas.

 

Palabras clave: excursión, tiburón ballena, equipo de trabajo, Caribe, Cozumel, Playa del Carmen.