Back to Blog

5 TIPS DE FOTOGRAFÍA CON EL TIBURÓN BALLENA

whale shark

Tomar fotografías en el mar puede ser complicado, ¿lo será cuando quieras hacer una selfiejunto a un tiburón ballena? ¿Qué hacer para que el recuerdo de tu acercamiento al pez más grande del mundo también resulte espectacular?

 

1. La luz

Éste es el punto de partida de cualquier consejo sobre fotografía, y en el agua estas recomendaciones valen doble. Si vas a visitar al tiburón ballena en Cozumel o en Isla Mujeres, es muy probable que cuentes con un sol intenso y brillante, que inundará tus fotos de colores vivos… mientras estás por encima de la superficie. La transparencia del Caribe puede ser engañosa: el agua siempre absorbe mucha luz y, después de unos cuantos metros, todos los objetos se convierten en manchas azules o grises (si no es que negras). Cuando vayas a tomar al tiburón ballena, deberás estar a no más de seis metros de él para que pueda apreciarse su forma.

Además, el dibujo de su lomo, de manchas blancas sobre un fondo oscuro, tiende a confundirse con los reflejos del sol sobre el oleaje, de modo que debes buscar ángulos en que su piel se encuentre bien iluminada y ante un fondo claro que permita el contraste. En cambio, si tienes oportunidad de disparar desde debajo, su vientre blanco lucirá majestuoso contra el entorno azul.

 

2. El equipo

Las lentes y el procesamiento de la imagen de los celulares de gama alta más recientes permiten resultados espectaculares, además de que ofrecen estándares de sellado que los hacen resistentes al agua. De cualquier modo, es preferible que utilices una protección externa para tu celular (INCLUIR LINK INTERNO).

Por otra parte, es importante que recuerdes que la presión del agua hace que la pantalla táctil deje de funcionar, de modo que deberás utilizar los botones externos para disparar.

 

3. Distancia

La norma para nadar con los tiburones ballena es mantener una distancia de dos metros. Hagamos cuentas: vas a retratar un objeto del tamaño de un camión (unos diez metros) abajo del agua, donde todos los objetos se vuelven borrosos y pierden sus colores cuando los retratas a una distancia de más de cinco metros (o menos cuando están sumergidos varios metros por debajo de la superficie). No será fácil tomar una foto nítida en la que salga el tiburón a todo lo largo; lo más viable es que busques un detalle atractivo, como las agallas, la boca o las aletas y concentres en él tu atención.

 

4. Anticipación

En el agua todo se está moviendo, tú, el tiburón, tus acompañantes, las olas, las salpicaduras, por lo mismo debes anticiparte a los movimientos para obtener la mejor imagen.

 

5. Los colores

Bajo el mar todas las fotos acaban por volverse azules, si acaso verdes; por eso es buena idea que aproveches todas las oportunidades para enriquecer tus imágenes. Con frecuencia el tiburón ballena circula casi rozando la superficie, ten preparado tu celular para capturar esas imágenes desde fuera del agua, en las que destacará el azul del mar del Caribe. También hay elementos que pueden enriquecer una foto acuática como el ascenso de una nube de burbujas, un contraluz o las líneas que dibujan los rayos solares al penetrar en el agua. También tienes la opción de aprovechar los filtros disponibles en tu celular (o en aplicaciones externas) para enriquecer tus fotos; puedes agregar dramatismo al convertirlas en blanco y negro o resaltar tonos que les den otra personalidad.